Archivo de la etiqueta: los inconformistas

AMIGOS PARA SIEMPRE

Algunos inconformistas nos unimos a la campaña del Intermedio “amigos para siempre”

Yo, yo necesito dialogar

Estoy cansado de vivir un culebrón

Hemos sido amigos siempre

Ven, hay tanto aún por decidir

Si dan más garrafón en Barna o en Madrid

Si es más feo Curro o Cobi

Amigos para siembre desde Huelva Cadaqués

No nos pisemos ni para hacer un Castell

En catalán, en castellano o aranés

Serem amics per sempre

Amics per sempre yo también sé catalán

Y como Aznar por ti lo hablo en la intimidad

No hagamos una DUI con nuestra amistad

Amigos pata siempre

No, que España no es sólo el PP

Ni Cataluña se reduce al tres per cent

Oye, payo, no te miento

Tú, tienes tus cosas y quién no

Comes torreznos y yo soy más de calcots

Compartimos Almax siempre

Amigos para siempre desde Huelva a Cadaqués

No nos pisemos ni para hacer un Castell

En catalán, en castellano o aranés

Serem amics per sempre

Amics per sempre compartiendo un pan payés

Jamón ibérico y aceite de Jaén

Esas banderas las usamos de mantel

Amigos para siempre

Si España es plurinacional

Diversa y hasta un poco disfuncional

Pero al menos no es Francia

Tú, con tu bandera has un foulard

Que en el balcón se te ha empezado a estropear

Y está jodiendo el geranio

Amigos para siempre desde Huelva a Cadaqués

No nos pisemos ni para hacer un Castell

En catalán, en castellano o aranés

Serem amics per sempre

Amics per sempre en Alcorcón o en Sabadell

Querámonos como la Barbie quiere a Ken

Menos mal rollo, menos himnos, más Peret

Amigos para siempre, amigos para siempre, amigos para siempre…

Algunos inconformistas

PATRIOTISMO: odiar las patrias

El señor K. no consideraba necesario vivir en un país determinado. Decía:Patriotismo, odiar patrias

-En cualquier parte puedo morirme de hambre.

Pero un día en que pasaba por una ciudad ocupada por el enemigo del país en que vivía, se topó con un oficial del enemigo, que le obligó a bajar de la acera. Tras hacer lo que se le ordenaba, el señor K. se dio cuenta de que estaba furioso con aquel hombre, y no solo con aquel hombre, sino que lo estaba mucho más con el país al que pertenecía aquel hombre, hasta el punto que deseaba que un terremoto lo borrase de la superficie de la tierra. “¿Por qué razón -se preguntó el señor K.- me convertí por un instante en un nacionalista? Porque me topé con un nacionalista. Por eso es preciso extirpar la estupidez, pues vuelve estúpidos a quienes se cruzan con ella.”

Bertolt Brecht

 

 

MOSTRA VIVA DEL MEDITERRANI

El pasado día quince se cerró la quinta edición de la Mostra del Mediterrani. En esta edición se han proyectado más de ochenta películas y una treintena de actividades culturales.

Cine, circo, arte, música, debates o talleres educativos en torno al Mediteráneo han integrado esta edición. El presidente de honor, Vicent Garcés anunció la solicitud de reconocimiento del festival por la Federación Internacional de Asociaciones de Productores de Filmes. La concejala de Cultura, Gloria Tello nos contó el interés del Ayuntamiento de Valencia por municipalizar el certamen: “El Mediterráneo no puede existir sin una cultura viva porque no hay futuro sin reconocimiento”.mostra viva del mediterrani

Antes de dar un giro de 180 grados y convertirse en algo difícil incluso de definir, la Mostra pretendía convertir Valencia en capital cultural del Mediterráneo y punto de encuentro para el cine rodado en los países que rodean nuestro más. Los impulsores de este certamen, que la ex alcaldesa Rita Barberá decidió suspender definitivamente en 2011, han conseguido revivir desde hace cinco ediciones en Mostra Viva del Mediterrani.

Enhorabuena a todos y hasta el próximo año.

NUESTROS INCONFORMISTAS: Mila Martínez

Ganadora del Premio Fundación Arena con La daga fenicia

Después del éxito de Mis noches en el Ideal Room, novela que nos sumergía en el ambiente Nuestros Iniconformistas 1de la Valencia de 1937 en plena Guerra Civil Española, Mila Martínez nos vuelve a sorprender. En esta ocasión, con una novela de intriga en la que se suceden una serie de apariciones y desapariciones misteriosas, una sociedad secreta entra en juego y un inquietante complejo enológico se convertirá en una pesadilla para las protagonistas de este nuevo libro de Mila Martínez. Una historia que no nos dejará indiferentes. Su nueva novela La esencia, se encuentra ya a en las librerías desde el pasado abril.

Tus compañeros de El Inconformista, nos queremos unir a este acontecimiento literario y agradecerte que nos hagas participes de tu capacidad para contar historias todos los meses en tu sección La susurradora irresistible.

 

EDITORIAL: ANIVERSARIO

EDITORIAL: ANIVERSARIO

Quinto aniversario de El Inconformista. Con él, celebramos más que un número, pues, ¿no festejamos un esfuerzo de colaboración, así como la expresión de una voz colectiva? Hemos tratado siempre –aunque no sin dificultad– de encontrar las palabras y las líneas adecuadas que mejor digan lo que (nos) sucede, llevándolas al papel, a internet, a la calle. Palabras y líneas que forman comunidad siempre que nos ponemos a escribir o dibujar aun estando solos. Siempre y por doquier una comunidad que nos puebla y a la cual nos dirigimos.

En El Inconformista estamos unidos por todo lo que nos distingue, y en este sentido hemos cumplido con la realización de un archipiélago, que no es otra cosa que un conjunto de islas unidas por aquello que las separa. Pero hay más, puesto que no sólo hay separación en el archipiélago. En él, se producen oleajes, poblamientos y huracanes. En él, encontramodibujo-contraportadas vibraciones e intensidades que se reflejan en la superficie de cada isla y, en consecuencia, en la superficie de todo el archipiélago.

En este quinto aniversario, seguimos celebrando la continuidad y el esfuerzo por sostener lo continuado. Más todavía: porque el esfuerzo no es ya el de escribir o maquetar, sino ante todo el de hacer frente a los acontecimientos que nos invaden y nos problematizan. Celebramos entonces el esfuerzo por la expresión de la diferencia. Y es que El inconformista ha sido capaz, creemos, de tejer una piel sobre la que se efectúan todo tipo de reacciones químicas o, dicho de otro modo, El inconformista posee hoy una condición incuestionable de sensibilidad (palabra denostada, históricamente, donde las haya).

Y esa piel sensible por un lado y la sensibilidad dérmica por otro deben ser cuidadas, al igual que deben continuar siendo expuestas a la solarización de los acontecimientos políticos, económicos, artísticos, culturales, etc. Es, de hecho, lo que hemos intentado mantener desde el principio: No mantener única y exclusivamente un “modo de hacer” y sí un modo de moverse y de entender todo aquello que nos rodea y afecta, pues si El Inconformista es dinámico no es gracias únicamente (y esto hay que decirlo) a aquellos que escriben y dibujan (que también). Lo es porque es leído y buscado para leer. De ahí que celebremos también el creciente interés y participación de los lectores.

Por último, y como no podría ser de otra manera, queremos aprovechar este quinto aniversario para invitar a participar a todos aquellos que deseen escribir y expresar sus puntos de vista sobre la actualidad (la de cada uno y la de todos). Queremos que se sumen nuevas participaciones, nuevas voces, que es lo mismo que decir nuevas comunicaciones. Queremos, en definitiva, seguir haciendo el movimiento y, en cada ondulación y peculiaridad del mismo, en cada fase, hacerlo cada vez mejor.

Feliz quinto aniversario, inconformistas.

NUESTROS INCONFORMISTAS: Marcos Carrasco Gellida

exposicion-marcos-carajilloNuestro compañero, Marcos Carrasco Gellida, termina de inaugurar una exposición de pintura sobre papel y acrílicos y técnica mixta, en la cafetería Carajillo de Valencia, plza. Xuquer nº 11, que permanecerá hasta principios de diciembre y nos invita a todos a contemplar por unos días parte de su genial obra.

Tus compañeros de El Inconformista te deseamos los mayores éxitos y aprovechamos, este quinto aniversario, para agradecerte que durante meses hayas ilustrado nuestra revista y compartas tu arte con nosotros.

Muchas gracias y mucha suerte amigo inconformista, nos vemos en tu exposición.

SEUDONIMOS

Para celebrar este quinto aniversario algunos inconformistas han querido compartir los significados de sus seudónimos. Gracias a todos por participar.

 

Sin disculpa.

Hace ocho años escribí mi primera novela —una vez decidido que era hora de plasmar lo aprendido en palabras y compartirlo con los demás— y le puse por título No voy a disculparme. Toda una declaración de intenciones. El que quiera entender, que entienda.

Maria Valeska

Sobre el significado de mi seudónimo no hay mucho que explicar, fue el alias que elegí para mi primer correo electrónico.  Algunos me han preguntado si es por la amante polaca de Napoleón, Marie Walewska, pero no lo hice de manera consciente, fue lo primero que me salió cuando no quise poner mi nombre de verdad en el correo. 

Ramón Díez

Hola, mi seudónimo en El Inconformista es Ramón Díez, un nombre que parece un nombre, y un apellido que también. De hecho tengo algún amigo que se llama Ramón y he conocido a lo largo de mi vida varios Díez. Sin embargo las obras de diversos autores a los que he ido conociendo: Rulfo, Amado, Moravia, Orwell, Nabokov… fueron apilándose esparcidas por distintos lugares de mi casa: la mesita de noche con Delibes, la del teléfono con Ibarburu, el retrete con Echenique, la estantería del recibidor con Zweig… En fin, que correctamente ordenados dan eso mismo, Ramón Díez. Para que luego digan que el destino no está escrito.

Mambrina

Dicen que el legendario rey moro Mambrino poseía un yelmo de oro puro que le hacía invulnerable. Pues sencillo, apelo a la creencia de la invulnerabilidad de su yelmo de oro, a su fortaleza, y también a la creencia de Don Quijote tocado con su “baciyelmo” como protección craneal. Porque además Mambrino bien pudo ser Mambrina.

POSETE

Corría el año 1986, y yo tenía 15 años. Ese año nos hizo su habitual visita de cada 76 años el cometa Halley. AVA (Asociación Valenciana de Astronomía) hizo una observación pública del cometa Halley en el Saler. Me moló mucho la Astronomía, y me hice socio de AVA. Allí coincidí con más gente de mi edad. Había un socio de mi edad llamado Antonio “El Ciezano” (Ciezanico pa los amigos), que era muy salao. Con quince años, yo medía 1,50. No me desarrollé hasta los 17. De los 17 a los 19 crecí veinte centímetros. Pero en 1986 yo medía metro y medio. El resto de gente de mi edad ya se había desarrollado físicamente. Lo de “ciezano” era porque era de un pueblo de Murcia llamado Cieza. Pues bien, en Cieza a los posavasos les llaman “posetes”. Y Antonio dijo: eres pequeño como un “posete”. Y “Posete” se me quedó para toda mi vida.

MANUEL ROMEU

Cuando utilizo un seudónimo rindo homenaje a mis abuelos maternos, el nombre de uno y el apellido del otro.                                                                                                                                                                                                                                     REBELDE CON CAUSA

 

A pesar de los muchos años que ya tengo y de que dicen que los años apaciguan al individuo, sigo siendo una rebelde y en cuanto a la causa los acontecimientos diarios me proporcionan más causas de las necesarias. Además es un reconocimiento a una de las grandes películas que nos ha dado el cine…

AYLA

Personaje del libro El oso cavernario que leí en el año 1973 y que ha sido la guía femenina de mi vida.

Peter Norit  

Temo mucho la escritura, dada mi capacidad para desbarrar. Fue un desbarre lo que escribí acerca de los borreguitos providenciales que aparecen en “El ángel exterminador” de Luis Buñuel . Estuve visionando el film para realizar un trabajo de ilustración que podré verse expuesto en los cines Aragó a partir del 1 de diciembre, y de ahí surgió el seudónimo NORIT (el borreguito). Lo de Peter, vino por añadidura y no viene al caso explicarlo: El que tenga ojos, que lea y si no que venga a ver la expo. 

LA COSILLA

Me autodenomino “la cosilla” debido a que estoy creído de mí mismo mismamente que ocupo muy poco lugar en el espacio y cuando me miro al espejo me tengo que poner las gafas de lejos. Por otra parte, me considero un ser completamente normal.

Al tener un concepto de mí mismo tan leve, no me queda más remedio que recurrir a lo creyente y como buen creyente no me queda otros bemoles que pensar que Dios a veces está un poco ausente. Hace poco pase al lado de unos chicos que profesan una religión de las que yo llamo “paraleloapocalipticasencorbatadas” y montaban guardia a la vera de unos carteles con una serie de slogans de este tipo y pelaje:” ¿Existe un creador?”, me quedé con ganas de preguntarles (menos mal que seguí andando), – ¿Existe uno de mantenimiento? –

LA ALEGRIA DE LA HUERTA. 

Me llaman la alegría de la huerta porque me apellido Lahuerta y soy muy pesimista. Cuando trabajaba en el Restaurante Erajoma un compañero de trabajo afirmó que yo era un agorero y que, si todos pensáramos como yo, estaríamos todos muertos.

Por otro lado, hay un restaurante que se llama la Alegría de Lahuerta. Está cerca de la playa, situada en la Malvarrosa.

Un pesimista siempre debe recordar, que cuando llega lo inevitable surge lo imprevisto.

MONUMENTO 1 Y MOUMENTO 2 

Somos dos monumentos. El primero del continente americano le segundo del “terreno pepero”, perdón, de España quería decir…

Nos unió el trabajo, y como muchas personas, no nos llevábamos bien. Acabamos siendo tan inseparables que decidimos elaborar el horóscopo mensual, de nuestro querido periódico El Inconformista. Nos escondimos bajo el nombre de “MONUMENTOS”, simplemente porque “estamos muy buenas” y ¡ojo! No es que nosotras lo pensemos… nos lo decían los demás.

Por edad, (ya que soy la benjamina) escogí el nº 2.

A ella le cedí el primer puesto, por ser más mayor y por estar “más buena”. Esas curvas colombianas tenían que ir en cabeza.

Nos separó el destino, tuvo que volver a su país. Desde ese día, no hay momento en que no la recuerde.

Desde aquí decirte: ¡te quiero monumento 1!

MOSKA

Lo de “mosca” (así con “c”) comenzó en el colegio. Ya se sabe que los niños, de ahora y siempre, hemos sido crueles por naturaleza. Por lo tanto mis compañeros me insultaban llamándome así y a mí, claro, me “mosqueaba”.  Pero todo eso acabó al tiempo que dejamos el cole y pasamos al instituto. No sé si es que habíamos madurado o nos habíamos cansado. Sea como fuere, en bachillerato pasó a ser mi apodo: “Hey ¿Habéis llamado “al mosca” para salir esta noche?”. Así hasta que llegué al Inconformista firmando con este seudónimo, de una manera un tanto pretenciosa, para tratar de remover conciencias con mis artículos. Desconozco si habré logrado mi propósito, pero voy a persistir. Lo de la “k” es para darle un cierto aire de antisistema o “anarco”.

EL PICHILÍN INQUIETO

En la prehistoria de la facultad donde era costumbre conocer a la gente por sobrenombres, de todos el más genial era el “pichillín inquieto”, correspondía a un compañero, que al acabar ejerció de psiquiatra, no tuve relación con él y sí con su novia Esperanza que fue la primera persona que contacté en mi ingreso al PCE, y de la que estuve platónicamente enamorado, ella no lo sabe. En todo caso era más ocurrente y divertido que el que me pusieron a mí, “el pedales”, porque siempre estaba pedaleando para poner en marcha mí viejo Vespino.

EL XIC DEL PIS DE DALT

Es ese niño tocacojones que corretea por el pasillo, tira las canicas constantemente y llora a destiempo. Suelo utilizarlo para los escritos más ácidos.

JULIO GARCÍA

Era mi nombre de clandestinidad, allá en la juventud, por cierto existía Franco.

VALERO DE LUNA

San Valero es el patrón de Zaragoza. Se celebra el 29 de febrero, que son fechas de fríos y ventoleras en esa Inmortal Ciudad. Allí, en febrero. cuando uno encuentra el oportuno carasol al abrigo del tenaz cierzo, recibe el calorcito seco del sol de invierno, calor de teta materna, goce cósmico que pocos otros superan.

Luna es el nombre de una bonita y noble Villa de la comarca de las Cinco Villas de Aragón. Fue también apellido de familias nobles aragonesas. A Benedicto XIII, el Papa Luna, se le conoce por mantenerse en sus trece, como buen aragonés, según prescribe el tópico.

Cuando uno es emigrante, perdido en la anomia de la gran ciudad, cuando tu apellido no remite a ninguna localidad, familia conocida, compañeros de colegio, ni a raíz alguna, sino que funciona igual que un seudónimo, sobre todo si uno ha ido a parar a un lugar donde las élites imponen una identidad que en gran medida te excluye, puesto a inventarme un nombre opté por la nostalgia como mi mejor alias. Nostalgia de cuando uno era alguien y en cierto modo tenía algo de noble, cuando uno tenía un nombre inscrito en tradiciones y genealogías. Nostalgia de lo que en realidad apenas existió, pero que tiene la fuerza de los mitos.

(Viriato © en cualquier w.c. de España)

Cuando yo era muy pequeño, bueno en realidad sigo siéndolo. En fin, desde mi más tierna infancia, me ha gustado leer frases cortas…sí, aquellas de la M con la A: Ma y todo aquello de “Mi mamá me mima”…Por eso, cuando en mi adolescencia más precoz empecé con la literatura “escatológica”, sí, aquella que la gente escribía y leíamos en los retretes de los institutos. Aquella literatura con todas esas magníficas frases del estilo de: “Cagar da gusto, oler da pena, no seas guarro y tira de la cadena”, o esta otra de “En este triste cagadero busco en vano el papel, con los tres ojos abiertos y no puedo dar con él”. Pero, sin lugar a dudas, la frase que más me impacto fue la que rezaba así: “Aquí murió Viriato tocándose el B……” y me sustituís la letra B, con sus puntitos, por un tubérculo de sabor dulce.

P.D.: toda esta explicación la conoceríais si hubieseis leído mi ¿artículo?  “Entitulado… EL TIGRE”

La 4ª edición de la Mostra Viva

Cuando esta revista vea la luz, la cuarta edición de la Mostra Viva estará tocando a su fin. En esta edición han apostado por una propuesta más ambiciosa e internacional, pero con el mismo objetivo: hacer de Valencia y el País Valencià un lugar de encuentro y de debate sobre las culturas y los conflictos de este convulso mar Mediterráneo. El equipo de Mostra Viva considera que hoy más que nunca es preciso descubrir otras miradas y tender puentes que acerquen las cosas que compartimos, pero también las que nos hacen diferentes.  Y Valencia no puede quedar al margen de este proceso.

En esta edición el cartel lo ha diseñado y cedido Javier Mariscal, que muestra, desde un oscuro primer plano, una ventana abierta a la luz y la esperanza. Con él se cierra el círculo de los artistas que colaboraron con la primera Mostra de Valencia: Artur Heras (Mostra Viva 2013), José Morea (Mostra Viva 2014) y Manuel Boix (Mostra Viva 2015)

Vicent Tamarit, Vicent Garcés,  Giovanna Ribes, Maite Ibañez, Vicent Gregori y otros miembros del equipo de Mostra Viva han presentado las novedades de una edición calificada de transición hacia una consolidación que se espera certificar en 2017.

La nómina de entidades que prestan su apoyo se ha ampliado considerablemente. Permanecen las que hicieron posible el proyecto: la Universitat de València, la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas del Mediterráneo, Octubre Centro de Cultura Contemporánea, la SGAE, la Casa Árabe, el Instituto Europeo del Mediterráneo, el Parlamento Europeo, Dones en Art, la Facultat de BB.AA. de la Universitat Politècnica de València, el Institut Français, cervezas Turia.

la-mostra-vivaY se añaden otras nuevas como el Ajuntament de València, la Diputació de València, la Secretaria Autonómica de Cultura i Esport, CulturArts, la Agència Valenciana de Turisme, la Autoridad Portuaria, el Comité Español de Ayuda al Refugiado, el Consell Valencià de Cultura. Su apoyo se concreta en ayuda directa y en la cesión de locales. Y por ello los espacios se amplian: el Centre Cultural la Nau albergará cine y música; el IVAM, debates; Octubre CCC, cine y artes visuales; el MuVIM concentrará las actividades para público infantil y familiar, como circo, narración oral, talleres educativos y acciones culturales; el Palau de la Música, los grandes conciertos; el Paseo de la Mostra y la Fábrica de Hielo, fiestas, gastronomía, exposiciones y debates solidarios; San Miguel de los Reyes será la sede del Encuentro de Escritores y Escritoras. Otra novedad es la colaboración de Aragó Cinema donde se programarán sesiones nocturnas.

ESTACIÓN ESPACIAL INCONFORMISTA

Artículo publicado en El Inconformista nº 31 de julio de 2014

 Los años se cierran el 31 de diciembre, pero El Inconformista, por lo menos para mí, se cierra con el parón veraniego. El verano es un buen momento, no sólo para descansar y reflexionar; las vacaciones te permiten rebobinar, tienes un tiempo extra que puedes dedicar a no hacer nada, a realizar el balance del año, y por supuesto, hacer un viaje. Este año mi viaje es espacial/virtual, invitando a todos los participantes de esta locura de periódico, a subir conmigo a la nave espacial Karuk que tan bien pilota nuestra amada Roberta Taro. Será un viaje apasionante y muy entretenido. Tiene reseTodo sigue igual 1rva confirmada nuestra querida madre, Mambrina, que se preocupará de que todo funcione según las normas, que intentará que “El xiquet del pis de dalt” se comporte, que Viriato y María Valeska tengan un punto de encuentro dentro de su disparidad de opiniones, que Sin Disculpa nos susurre a todos al oído, que Fatum y El Pichilín Inquieto puedan reír juntos bajo la mirada de Futurpunk, nuestro filósofo particular. El Sacapuntas, con sus diferentes personalidades, haría buenas migas con Simbiótica, ahora en su México natal, o con Caliope, nuestra simpática historiadora.

En algún artículo ya he hablado de lo difícil que es hacer un viaje con amigos sin que la amistad quede tocada. Meter en la misma nave espacial a Rebelde sin Causa (nuestra compañera más veterana) con Monumento 2 y Ana (las más jóvenes de todos nosotros) puede parecer una osadía, pero aún resulta más difícil sentar juntos a nuestros ilustradores. Observar en un banco corrido a G. Alonso, La Cosa (ahora Cosilla), AmonRa (el más perfeccionista), S.G (con su sensibilidad argentina) y Samu (recién aterrizado) es algo que yo no pienso perderme. Por no hablar de todos los que pasaron por aquí y ahora no están, y permanecen en nuestra memoria; Patossa, Nadia… que en este banco o en este viaje serían el complemento perfecto.

Haría una invitación especial y espacial para todos los que llevan o han llevado una sección. Nuestro deportícrata, Carlos G, podría charlar con Ann Ónima y sus Cartas a la Abuela, arbitrados por Orlando de Irisca y su sección de poesía, que tanto echamos de menos y por Moska, redactor del Libro Indignócrata, en este momento en stand by. Y si no llegan a un acuerdo, nuestro Barólogo, Julio García, tiene argumentos de sobra para convencer a todo el mundo:  a BB y su gracioso de Facebook al cielo que tanto éxito tiene y a Los Miopes con su Hipermetropía Urbana que tan buenos momentos nos hicieron pasar. A los recién llegados, los pondremos en un espacio privilegiado, hablo de los chicos de sábado cine, o de Mar, o Salva, o Lkstro; compañeros recién aterrizados que nos ayudan a los veteranos a recuperar o recordar nuestros primeros pasos y esa energía que proporciona la juventud y los nuevos retos.

Contando con la pericia de Roberta en el manejo de los mandos de la nave, tenemos previsto hacer alguna escala para recoger a Valero de Luna, en Barcelona, a Monumento 1, en Pereira, a Delbou, donde quiera que esté, a Myxica, a Kriss en Niza. Pararemos en la Malvarrosa donde nos esperan Sigrid (Permanente Absoluta) y su peculiar sentido del humor, la pequeña Minerva, nuestra querida Mayca, La Alegría de la huerta y sus dudas permanentes, nuestro Inadaptado particular y a Jorge Corrales con su cálido acento cubano.

La última parada será Torrente, para recoger al Llumero y a Ann Ónima, nuestros representantes de la sucursal torrentina. No me olvido de las personas del departamento de logística, sin ellos La voz de la Indignocracia no sería posible: Juan (Fum Fum Foc) que ha maquetado los 33 Inconformistas publicados hasta ahora, Paca y Óscar, que corrigen todos los textos, Limousine que adorna nuestros artículos con sus estupendas fotografías, David que nos diseñó nuestra página web y nos la mantiene cada mes, y a todos aquellos que hayan podido quedarse en el tintero por mi falta de memoria.

La hoja de ruta a seguir es salir del planeta, mantenernos en la órbita terrestre, (sorteando la basura espacial que las superpotencias abandonan cada año), el tiempo suficiente para, con la perspectiva de la distancia, entender que nos está pasado a los terrícolas. Si las conclusiones finales demuestran que no hay solución, construiremos una Estación Espacial Inconformista, para lanzar la Voz de la Indignocracia al espacio sideral, con la esperanza que algún grupo extraterrestre nos preste la atención que los de nuestra especie nos niegan.

Los Inconformistas