Archivo de la etiqueta: el xic del pis de dalt

CATALUÑA Y EL CAMARADA MELAN

En los sainetes lo importante no es la trama, son los personajes. En la “trama” de lo que no sabemos denominar, parece que no fue independencia si no solo un amago, como diría mi abuela que DEP, una especie de hálito desmesurado, pero con expresidente exiliado o no se sabe qué. Aparecen personajes curiosos, a mí el que más me fascina es el camarada Melan Alguno correligionarios trotskistas lo definen como hombre inteligente y sin demasiados escrúpulos, era bueno robando multicopistas, lo que en una dictadura no es malo, faltaría más, pero si quizás un referente freudiano de lo que sería su destino, la propaganda.

De salud escasa, enfermizo, también eso creó su impronta revolucionaria, prefería la conspiración y el trabajo interno a la lucha de masas, la agitación revolucionaria. Simplemente no estaba dotado. Sí tenía otras habilidades era bueno con los dineros, un militante de la época recuerda una colecta para socorrer al Camarada Melan por un problema de salud.

No era cualquiera, era un mandamás del Comité Central de la IV Internacional en España. Tampoco es una biografía original, personajes que militaron en partidos de izquierda, luego se hicieron millonarios y tuvieron éxito en los negocios. En eso comparte biografía con Rafael Blasco, pero en las antípodas ideológicas, éste en el maoísta PC ml. Ambos enriquecidos, estilos diferentes.

Hay una característica de la militancia trotskista, el entrismo. Para los no muy puestos en estas lides, es  una táctica política empleada por algunos grupos trotskistas de la Cuarta Internacional. Consiste en que sus miembros se afilien o entren en los grandes partidos y creen grupos afines. El camarada Melan hace entrismo en cataluña y el camarada
los medios de comunicación catalanes y el mundo del fútbol.

El camarada Melan, se hace rico por el fútbol, responsable de Mediapro, capaz de echarle un pulso al Grupo Prisa y de ganar a la mismísima Movistar. No ha abandonado nunca su pasión por la política o quizás ésta su formación primigenia sea la base de su éxito social y económico.

Sabe poner una vela a Dios y otra al Diablo, crea el periódico “El Público” y asesora al independentismo catalán, fue en su casa donde cenaron Pablo Iglesias y Junqueras, posiblemente se hablase de un futuro pacto ante las próximas elecciones catalanas, que la tozudez de Puigdemony puede dar al traste. Este tipo de personas conseguidoras e intermediadoras son habituales en Cataluña. Dado el personaje es posible que engatusara a Iglesias que es un pardillo comparado con él, Junqueras es harina de otro costal, aunque visto lo visto últimamente quizás se sobrevalore al personaje.

Hombre de confianza de Qatar, quizás el camarada mediara en el patrocinio de este Estado a la financiación del Barca. Es curioso cómo se trastoca la manifestación del día del atentado de las Ramblas, vergonzosamente contra la monarquía, contra España, y contra Arabia Saudita, dejando de lado a las víctimas. ¿Consignas espontáneas?, lo dudo. En todo caso el diseñador de tamaño desmán que anunciaba futuros desvaríos, todavía no se conoce. Como todo el mundo sabe Quatar, patrocinador del Barça, mantiene un litigio con Arabia Saudí, – ¿casualidad la consigna? –

El centro internacional de prensa del 1 O utiliza la infraestructura y el poderoso aparato de Mediapro. De forma magistral es el encargado de magnificar la consulta ilegal y aplicar las técnicas de propaganda aprendidas en la lucha antifranquista, contra “la opresora y fascista España”, según el ideario propagandístico nacionalista del momento.

En el otro lado, la delegación del Gobierno en Cataluña, no cuenta con la mínima infraestructura informativa que pueda desmontar la que posteriormente se demostrara, el exagerado relato de la jornada. Otra vez la desidia y vaguería del Gobierno Rajoy.

Camarada Melan… 1

Rajoy………………….   0

Es hora de saber que poderes económicos están manteniendo la revuelta nacionalista. Cuando no entiendo algo saco a Marx de la librería, en realidad simplemente toco el lomo y me aparecen explicaciones y desde luego que el poder económico no está detrás, no me lo creo.

¿Se acuerdan de las estreladas y aplausos en el exclusivo Liceu?

Y conociendo la catadura moral del capital, supongo que hablarán con lengua de serpiente al Estado y financiarán como han venido haciendo hasta ahora a CIU, o como se llame, al fin y al cabo, también lo hacían al PP en el resto del Estado.

Otros poderes económicos juegan más fuerte para seguir siendo parte de la superestructura política y económica de Cataluña, pero ahora con un Estado a su medida, quizás esté en ello el camarada.

Según noticias aparecidas recientemente una filial de Mediapro arrancó un suculento contrato para desplegar la red de comunicaciones del Govern. Parece que, en la caja negra de la Generalitat, está entrando la luz, o simplemente no era tan negra, pero a nadie le interesaba ver, “…cosas de catalanes”.

Los personajes en los sainetes suelen ser estereotipos que mediante enredos crean una trama, a veces divertida, a veces pícara y en algunas ocasiones dramática. En este caso grotesca por los personajes, por el resultado y por el medio donde se desarrolla, el mundo del futbol y la conspiración política. Por si acaso, parece que se quiere vender Mediapro, esta vez a los chinos. ¡Demasiada visibilidad para un conspirador ¡.

 

La banalidad del mal o la realidad cotidiana

La sensibilidad de Hannah Arendt para detectar “la banalidad del mal “ ha sido la mayor aportación para, en contra de los que la criticaron, poder prevenir la “cotidianidad del mal”, que no es otra cosa que los ladrillos con que se construyen las sociedades totalitarias.

Cuando fue a visitar a Eichman, uno de los mayores criminales nazis se encontró con un funcionario pálido, poca cosa en lo físico, que justificaba su trabajo en el cumplimiento de las órdenes recibidas. Poco que ver con esa maldad reflejada en las películas norteamericanas de posguerra donde los nazis encarnaban personajes malignos, demoniacos e incluso con una especie de maldad heroica.

Otro ejemplo, siguiendo con los estereotipos del cine norteamericano, el oficial de las SS eran psicópatas poco menos que salidos de ambientes sórdidos que disfrutaban, y seguro que muchos lo harían, haciendo salvajadas. Vino la guerra fría y los mismos estereotipos se aplicaron a los rusos, se trataba de encarnar el mal, el mal en sentido absoluto.

Actualmente recientes estudios están demostrando la pertenencia a las SS de intelectuales y altos profesionales, ingenieros, arquitectos, profesores de universidad, incluso entre los más sanguinarios. ¿Qué pasó en la Alemania nazi para contar con la participación activa de esos elementos?. La explicación clásica es la represión de la oposición, cuadros universitarios, quemas de libros, etc., no es suficiente y no justifica lo ocurrido; lo que no hay duda es que se trataba de personas fuertemente ideologizadas por el nazismo, que posiblemente actuaban – nadie puede estar en su cabeza-, asesinando contra los elementos reales o imaginarios señalados por su ideología y que atentaban contra Alemania, se identificaba país con ideología.

Esa identificación de país o nación con ideología, es una perversa combinación que acarrea males mayores y a través de la que se puede llegar a sufrimientos importantes. Si alguien tiene memoria pueden recordar las soflamas de Franco en la Plaza de Oriente, contra los enemigos de España, no se sabe muy bien el apego que tienen a lanzar las soflamas desde las plazas y de cómo se hacen tomar los planos desde abajo para parecer más altos.la banalidad del mal

Lo que siempre se presenta es “la banalidad del mal” y la querencia a contar con el funcionariado, que acate las “órdenes pertinentes” por “el bien del país”. Lo primero hay que buscar “la legalidad” para justificar “la obediencia debida” para montar “el aparato”. Lo más curioso es el apoyo de los intelectuales ideologizados a la justificación e incluso a la operativa del sistema, pero lo más aterrador es el silencio permisivo de los otros, que no estando de acuerdo, dejan hacer con la política de “déjalos si se van a estrellar”.

Curioso cuando esta idea, nación ideología, va en parihuelas de una pretendida justicia, izquierda y razones históricas, ni siquiera en eso hay originalidad. Tampoco en la pasividad de los intelectuales, y en esto hay grados, los que se dejan querer, los que en conversaciones, fuera de micrófono, dicen no estar de acuerdo e incluso los llaman patéticos, y aunque hay matices generalmente todos reconocen el miedo porque son poderosos. Y ese es el otro factor, el miedo. También no hay que olvidar los fuertemente convencidos e ideologizados, con estos mejor no coincidir.

En fin, estamos hablando de la “cotidianidad del mal” y cuando eso ocurre, hay que preocuparse. Entonces dejan de ser simpáticos.

 

 

LAS MARCAS BLANCAS EN POLÍTICA

Las marcas blancas son fáciles de comprar, con el precio más barato, pueden sustituir a las clásicas y conocidas. El vendedor deja caer que, aunque las blancas son fabricadas por empresas de reconocido prestigio y que son iguales o casi iguales, -la leche aunque de marca blanca tiene la garantía de estás envasada por tal marca, que como usted sabe, fabrica productos de calidad-. Siempre ignorante de donde está la gracia, uno la compra, entre otras cosas porque todos lo hacen.

En política también aparecen las marcas blancas, lo primero que hay que hacer es que las siglas sean de la marca blanca y no otras. Ya se encarga el sistema de seguridad de los expositores que son los actos públicos, por ejemplo, en los mítines de Podemos no puede aparecer la hoz y el martillo, que esto puede espantar a algunos consumidores.

El problema surge cuando los  proveedores de la marca blanca son diferentes, con calidades no contrastadas, algunas clásicas otras nuevas y emergentes, e incluso con sabores y texturas diferentes según el lugar de origen de la fabricación. Lo importante no es la estandarización del producto, sino que se conozca el origen para que sea consumido por el elector local de acuerdo con sus simpatías.

Confieso que algunas factorías me agradan pero otros sabores me repugnan y esto me aparta de esa marca.

Las marcas blancas tienen otros inconvenientes, la disminución de opciones donde elegir, con lo que se produce un empobrecimiento de las posibilidades de hacer valer tu capacidad de elección.

Especialmente penosa ha sido la desaparición de la marca Partido Comunista y también, si quieren, de su marca blanca Izquierda Unida. Sé lo que dicen mis amigos de esa formación:

 -Los resultados electorales nos han forzado a eso y aunque ha sido un mal trato con Podemos, nos ha permitido tener más diputados. También que hay que lograr la unión a la izquierda del PSOE.

Son argumentos que comparto solo parcialmente, unos malos resultados electorales pueden ser un punto de inflexión para la recuperación futura, si el análisis no se hace en clave auto contemplativo y si me apuran solo tacticista.

Desaparecer como opción política en una vorágine populista, puede ser que permita a corto plazo conseguir más diputados, sin que desde luego garantice la fidelidad de esos diputados a su grupo de origen. Precio demasiado alto  según mi opinión.

Pero sobre todo como elector me impide tener un refugio de voto seguro, y no me digan que es lo mismo votar a Izquierda Unida que a Podemos. A los primeros les avala su historia y la capacidad de llegar a entendimiento con el PSOE para lograr un Gobierno que expulse al PP. A los segundos no los entiendo ni veo clara su intención, es más intuyo que no les importa la existencia del PP para lograr convertirse en la izquierda dominante. No sé, me recuerda excesivamente el pacto tácito, entre el PSOE y Alianza Popular para cargarse a UCD.

 Me gustaría que ante la aparición de marcas blancas, siguieran existiendo Izquierda Unida y el PSOE, aunque el aparato del PSOE se empeñe a enviarlo a la irrelevancia. La esperanza es que sea un desgraciado percance para un partido con más de cien años de historia, aunque eso no es ninguna garantía ya que parte de esa historia lo ha pasado con periodos de irrelevancia por  hacer lecturas políticas inadecuadas  con lo que demandaba la sociedad. ¿Se acuerdan de Llopis?

Creo que a estas alturas está claro que no me gustan las marcas blancas.

El xic del pis de dalt

ESTULTICIAS

Corría 1970 o así, cuando unas mujeres en Zaragoza, se manifestaron en una piscina de la localidad, por supuesto en la parte femenina, ya que había segregación por aquello de la moral, contra la prohibición de llevar bikinis, la prensa local les llamaba biquinis que la K era como corrupción extranjeruza.

Casi 50 años después, Francia, la de prohibido prohibir, se enzarza en una guerra particular, contra el uso de una prenda también con k, el burkini. Semejante sandez, sería solo eso, si no fuera acompañado por un regusto raro, como acre, algo así como que no son de aquí. Todo ello en un país donde van por más de  tres generaciones de árabes consolidadas y donde los modernos cuando visitábamos París acudíamos a la tetería de la Gran Mezquita de París, donde disfrutábamos de un té exótico en un establecimiento que soñábamos tuviera algún día España, país de monocultivo nacionalcatólico. Por cierto, la mezquita de París, fue construida en homenaje a los árabes que cayeron en la primera guerra mundial defendiendo Francia. De largo le viene al galgo.

Ahora el tema se instala en nuestro país, que parece que les molesta a algunos y que sirve de bálsamo para el tedio informativo del verano. Bueno, como dice un amigo al que le aburren las conversaciones circulares, el tema no da para más.

Pues sí da para más, gracias a Podemos, ese partido moralista y prohibicionista de izquierdas, como si estos dos conceptos fueran compatibles. Decide acercarse a comunidad musulmana, con dos medidas harto curiosas, la primera, crear playas solo para mujeres musulmanas para que puedan bañarse sin ser vistas por hombres, lo cual prohíbe su religión, esto es, volver a la piscina segregada de la España de los 70. Es una medida reivindicada en Marruecos, donde una mujer que lleve una prenda de baño convencional es acosada por el personal  masculino. La solución es segregarla, no garantizar su derecho a utilizar un espacio público.

He leído algunas declaraciones de personas que acuden con burkinis, a las playas y se sienten observadas y por tanto intimidadas. Es posible, pero también lógico en una sociedad que no está acostumbrada a esa prenda. Las costumbres de unos europeos que visten diferente, se tiene que hacer hueco en una sociedad que por lógica devendrá y ya lo es multicultural. El Estado debe garantizar lo contrario que en Francia, que no se les moleste y que puedan ejercer su libertad.

Y como el estado y la sociedad no es lo mismo, a veces afortunadamente y otras veces no, se debería crear una cultura de la permisividad.

La otra medida que proponen los chicos de Podemos, es prohibir, siempre ese maldito verbo de los incapaces, las fiestas de Moros y Cristianos, el argumento es “de peso”, “en una España democrática no deberían existir una fiestas de ese tipo”. Bueno, ya están los que nos administran lo que es y no es democrático. Siempre me surge la duda de si beben o han bebido en la fuente del estalinismo o del confesionario, o lo que es peor de las dos.

La próxima será prohibir el Cipotegato, por tener un nombre machista, al tiempo. Y por si sirve, este verano he visto en la playa de la Malvarrosa mujeres con burkini que me han parecido muy sensuales. Pero de mi gusto no se fíen, a mi me pone la Ana Botella cuando me la imagino en ropa interior, sudorosa como en una escena de “La gata en el tejido de la zinc” y diciendo a su marido – José Mari no se te ocurra entrar en la casa con los zapatos llenos de barro- En esto de los gustos…

El xic del pis de dalt

PODEMOS Y LOS MORMONES…

… Son dos ejemplos de la utilización de las franquicias, los primeros para ocupar el Gobierno del Estado y los segundos el Gobierno del Cielo. Los segundos ganan en su oferta a todas las religiones, no va al cielo, ni uno ni dos, en el cielo se encuentra uno con todos sus descendientes. ¿Quién puede competir con eso?

Si votas  a Podemos, votas a todas las ideologías, a la ecología, a los “alternativos”, a los “anticapitalistas”, independentistas, nacionalistas, patriotas mesetarios,  a los comunistas en todas sus fracciones, los ortodoxos del PCE, pero también a los troskistas de todas las internacionales, a los socialdemócratas y un poco a los del centro. ¿Quién puede competir con eso?

Si te paseas por cualquier pueblecito en Latinoamérica, y te encuentras un edificio de color blanco inmaculado, coronado con una torre de estilo centroeuropeo, estas ante un templo mormón. Si vas a un mitin  con banderas con  corazones estas en un mitin de  Podemos, (no están bien visto las banderas rojas, que eso es la vieja política).

Dejemos a un lado a los mormones, y  entrar en el análisis que la propia dirección de Podemos ha propiciado, para  encontrar el  millón y pico de votos perdidos. La causa, según mi humilde opinión, es el propio proyecto. La primera pregunta que se hace un votante, es ¿a quién y qué  voto si lo hago a la franquicia Podemos? Pues depende, si el votante está en Cataluña,  en Soria  en Valencia o en Orense.

El voto del cabreo o de la desesperación, se da fácilmente, el voto a alguien con posibilidad de gobernar, es muy otro. Podemos ha uniformado el voto, sin programa de gobierno. Podrán decir, que los programas de gobierno es lo primero que traicionan los partidos políticos, pero también es el arma que tienen los electores para afearles la conducta. En Podemos, como franquicia la traición no es posible, sencillamente no hay programa político, o bien cada franquiciado tiene uno. ¿Alguien se atreve a decir, cuál es la posición de Podemos y sus franquiciados respecto a Europa o hacia España, más allá de un Referéndum? 

Esto hace que gente que votaría opciones concretas se lo piense, por ejemplo, la imagen de Compromís ha sorprendido a muchos ciudadanos por su seriedad a la hora de adoptar y respetar acuerdos y entra en contradicción con la escasa visión de Estado y prepotencia que han tenido los dirigentes de Podemos como el Sr. Iglesias. En cuanto a Izquierda Unida, las encuestas de popularidad de su dirigente el Sr. Garzón superaban con mucho al dirigente de Podemos el Sr. Iglesias.  El voto del desencanto por la futilidad del discurso de Podemos, incapaz de volver al PSOE encontraba un refugio, en el voto seguro de la izquierda tradicional. Con el pacto, no han sumado. Lo más curioso es que un sector de Podemos plantea que Izquierda Unida sea la causante; baste recordar que la figura de Anguita, que nos trae a muchos ciudadanos una imagen de coqueteo con el Sr. Aznar, la famosa pinza, fue agitada por el propio Iglesias, más que por I. U. que estaba en un proceso de renovación.

Mucho me temo, que el proceso de “discusión de las bases” sea un intento de cohesionar una dirección que  en un principio supuso,  con todos los defectos y virtudes, una base asamblearia. Ahora la superestructura que por su formación capitanea Podemos, necesita un “aparato” que por algunos signos, ceses fulminantes, se puede convertir en un modelo de la más vieja política, una especie del centralismo democrático. En esa situación algunos franquiciados empiezan a poner distancia de sus líderes, al principio el juez Villarejo, luego de una forma más sutil, la alcaldesa Carmena, y me consta que un sector de Compromis no entiende el juego del equipo de Iglesias al que incluyen a Errejón, que han reeditado la primorosa parodia del bueno y el malo que inventaron e interpretaron  de forma sublime Felipe y Guerra. 

El Xic del pis de dalt

No taparse la nariz

Si por algo se caracteriza la situación actual es por el replanteamiento de las ortodoxias tanto de derechas como de izquierdas. Visto desde la propia ortodoxia, esta agitación de los dogmas se ha entendido  como un ejemplo de banalización, se han acuñado términos, que tienden a desprestigiar los nuevos planteamientos, “política pop”, etc. Es cierto que la imagen sustituye a veces al análisis político clásico, pero también lo es que la globalización del mensaje condiciona el propio análisis político.

También era cierto antes, los políticos  condicionan su mensaje a la línea editorial de tal o cual periódico, de tal forma que los editoriales eran los elaboradores de estrategias y aun de variantes ideológicas, son los “creadores de opinión”. A veces los editorialistas, las menos, se basan en lecturas más elaboradas, ensayos, etc., pero generalmente prima su interés como grupo de poder e intereses.

La efervescencia e inmediatez del mensaje ha mandado al desuso la estrategia de los “tanques de ideas”, que tan buenos resultados ha dado al PP en la década  anterior,  aunque su puesta  de largo en política lo auspicio el laborismo británico.

La rapidez del consumo de las ideas políticas hace que se tengan que consumir en fresco, esto a veces tiene serios inconvenientes; ideas “geniales” y “oportunas electoralmente” pueden contener elementos regresivos a medio plazo, incluso a corto.

Esta situación coexiste con el fenómeno contrario, ideas que siendo progresistas, la propia evolución de la sociedad y  sus demandas, las convierten en recesivas.  

Esto se puede comprobar en algunos campos determinados, si me permiten unos ejemplos. En los terrenos de “la amenaza terrorista”, el acuerdo de los partidos de derecha e izquierda en el control de los desplazamientos aéreos supone la pérdida de cuotas de libertad de igual ámbito que cuando los nazis y los franquistas impusieron los salvoconductos, tampoco me olvido de la extinta Unión Soviética.

Esta tendencia es mundial, en Argentina hay que comunicar con 72 horas previas al viaje, datos como número total de las personas transportadas, información sobre modalidades de pago, dirección de facturación, orden de facturación, y teléfonos de contacto y adicionalmente: información sobre programas de fidelización, número del billete, fecha de emisión del billete, itinerario completo del viaje, localizador del expediente del pasajero y números de etiqueta del equipaje… ¡Cómo para irte de viaje sin la pareja oficial!

La diferencia es que hoy es relativamente fácil procesar esa información al contrario de la época amanuense anteriormente descrita, ahora no te pueden hacer bajar del tren para fusilarte, pero si, esperar a que llegues a tu destino e interrogarte si te consideran sospechoso.

Siguiendo con el tema de los derechos civiles, el otro ejemplo viene de las últimas declaraciones del representante del PSOE en las Cortes el Sr. Mata, planteando su oposición a que la custodia compartida sea automática en el caso de no acuerdo entre los cónyuges,  planteando que en el caso de ser así muchas mujeres se quedarían sin pensión compensatoria. La endeblez del argumento es obvio y mezquino, eso quiere decir que lograr la custodia compartida supone “el premio” de la pensión compensatoria y el uso y disfrute de la vivienda habitual. Y por tanto supone declarar la “incompetencia” del 50% de la población a la hora de educar y de hacerse responsable de los hijos.

 Recuerda los argumentos  de Victoria de Kent para pedir que no se conceda el voto a las mujeres porque la mujer carecía de preparación social y política. Por suerte Clara Campoamor se dio cuenta que no se puede ir contra la historia.

En este último caso es preciso argumentar que no estar de acuerdo con esa posición, no invalida el reconocimiento a  la acción política del pensamiento feminista en el seno del PSOE que ha impulsado legislaciones como la Ley de la Interrupción de Embarazo, la legislación contra la violencia de género, o la integración de la mujer, tanto   en el tejido social como en el productivo. Sin embargo la oferta desde otras fuerzas de izquierda, en un contexto progresista y feminista, como es el caso de las nuevas fuerzas emergentes puede suponer el apoyo de sectores sociales, incluidos los feministas a alternativas igualitarias en el tema de la custodia compartida.

Al fin y al cabo, los partidos socialdemócratas son especialistas en no  necesitar a la derecha para espantar el voto socialista.

El xic del pis de dalt

Rajoy y la colleja

Este personaje plásmido adquiere movimiento que forma ya tenía. Puede aparecer comentando deportes que es como salir en los medios sin tener que bailar y  reparte una colleja a su hijo por hablar cuando no toca. Por ninguna de las dos cosas me cae antipático ni el bailar me gusta y soltar alguna colleja no es maltrato, es dar una colleja. Impensable en un acto a la americana donde aparecen los hijos de los candidatos vestidos de punta en blanco y mostrando sonrisa de ortodoncia que eso ayuda a conseguir votos. También es cierto que los niños de los candidatos no hablan que para eso hasta tendrán asesores de imagen, sonríen que es lo suyo. Quizás a partir de ahora los asesores del partido Republicano de USA, puedan explotar una simpática colleja de un candidato a su hijo y una simpática sonrisa cómplice de los dos. Podría ser una imagen de energía contra el descontrol paterno sobre los hijos.

Para los españoles una colleja es una colleja, desprovista de cualquier connotación simbólica. Dicho esto, la imagen de Rajoy no me resulta  tranquilizadora, ni siquiera  su aire bobalicón me tranquiliza, lo más seguro que este criterio está sesgado por su acción de gobierno. En todo caso aprecio un aire traicionero, no fiable, mendaz y  acaso de dómine palmetero, de orgullo lúzbelico, que le impide ir a contar lo que piensa hacer, inasistiendo a los debates. Quizás, y es solo una conjetura, o porque no quiere examinarse de oral que para eso ya aprobó las aposiciones de registrador  de la propiedad, o porque no quiere decir lo que va hacer, que de mentiroso ya lleva una pesada mochila.

Más me preocupa todavía, el que no quiera entrevistarse con Holande, en un tiempo donde comunicar las malas noticias en temas como la salud de los pacientes es una regularidad y un derecho de la persona, entre otros motivos para que uno pueda ser partícipe de su terapia más o menos compasiva; parece comprensible que los acuerdos con la estrategia gala se sepan antes de las elecciones para que precisamente podamos participar con la terapia urnal y criterios preventivos.

En todo caso ya empiezan a darnos una colleja y esta vez antes de hablar, por si las moscas. No estar de acuerdo con una escalada belicista, contra un problema, que por cierto no olvidemos, ellos crearon, y  que poco a poco empieza a saberse, (apoyo de los americanos y de sus aliados a los radicales sirios, apoyo de los turcos a sus adláteres sirios, etc.) supone recibir la colleja de ser tildado de “buenismo”. Molesta que te llamen una cosa que no existe en el diccionario, pero que por el tono es algo así como – acción de progre tontorrón ajeno a los malos-

. Si cuando la invasión de Irak como reacción y calentamiento de las masas por el denigrable atentado de la Torres Gemelas me pareció un despropósito que escondía otros intereses y que nos ha llevado a estos lodazales. La acción contra los insurgentes sirios, pasa por eliminar el apoyo occidental y de sus aliados a los de ISIS, o como se llamen, reconocer la integridad del Estado Sirio y elecciones en un tiempo determinado tras un tiempo de gobierno de transición. Pero claro eso quizás no interese a ciertos intereses geopolíticos.

El xic del pis de dalt